Ángel Di Maria es un prototipo de jugador que prácticamente ha dejado de existir en el mundo del fútbol. En una modernidad donde los extremos casi siempre son utilizados como aparatos defensivos, y donde deben estar pegados a la línea de cal, el argentino rompe con todo eso para teñir de sepia el campo de juego cada vez que toma contacto con la pelota. La realidad es que el rosarino es una clase de futbolista que se beneficia de encontrarse en un equipo protagonista, porque es uno de los mejores del mundo en los duelos individuales ofensivos; esto lo llevó a vestir las camisetas del Real Madrid, Manchester United y PSG.

Sin embargo, hace varias temporadas que dejó de ser relevante en el conjunto parisino debido a la nueva postura que le dio Mauricio Pochettino al equipo. Porque por ejemplo, Ángel Di María demostró con la Selección Argentina que sigue siendo un futbolista con una calidad y una explosión increíbles, a pesar de que haya llegado a los 34 años. También es debido a esto que el hecho de su no renovación con el PSG no es un problema, ya que ha recibido ofertas de distintos destinos.

Las negociaciones con la Juventus

De igual manera, uno de los clubes que ha pisado el acelerador para quedarse con el argentino es la Juventus, quien se encuentra en la búsqueda de un reemplazante de Paulo Dybala. Y si bien Di María tiene unas características muy diferente a las del cordobés, justamente lo que está planeando Massimiliano Allegri es jugar con dos extremos bien marcados y una referencia de área, eliminando de esta manera la figura del 'enganche'. Por lo tanto, el actual jugador del PSG aparece como una opción ideal para el esquema del entrenador italiano.

El problema de esta situación es que Di María exige un contrato de 2 años y un salario de 8 millones de euros anuales más bonus, una cifra bastante elevada. Teniendo en cuenta que el mejor pago de la plantilla es Dusan Vlahovic percibiendo 9 millones de euros por temporada, la realidad es que la Juventus intentará bajar las pretensiones del argentino. Sobre todo porque esta cuestión ya le jugó una mala pasada con Paulo Dybala, quien no quería cobrar menos que el delantero serbio.

Pero más allá de las negociaciones que se extenderán algunas semanas, ya que el libro de pases abre en julio, Ángel Di María cree que la Juventus es un lugar ideal para explotar su fútbol. De por sí, la Serie A es una liga donde la defensa tiene un lugar especial dentro de cada equipo, por lo que el argentino tendrá la oportunidad de demostrar su mayor virtud: romper sistemas defensivos. Además, con el Mundial de Qatar a la vuelta de la esquina, llegar a la Juventus genera que siga manteniendo su estatus dentro de la consideración de Lionel Scaloni.

El seleccionador de Argentina es una persona que le da mucha importancia a la actualidad de los jugadores en sus clubes, por lo que es importante que Di María pueda llegar a otro equipo que intente ser protagonista de la Champions League. Por supuesto, la intención de la Juventus es reconstruir gran parte de la plantilla para ser verdaderos contendientes de sus próximas competencias, por lo que tendrán que realizar un enorme esfuerzo.