En julio del 2021 se había dado uno de los batacazos más grandes del mercado de pases porque el reciente campeón de la Champions League había contratado a uno de los mejores delanteros del mundo. A pesar del éxito que tuvo el Chelsea durante la primera temporada de Thomas Tuchel en la dirección técnica, el club quiso redoblar la apuesta gastando 115 millones de euros en Romelu Lukaku. El belga había convertido 30 goles en 44 partidos para darle el título de la Serie A al Inter y así romper una racha de 10 años sin conseguir una liga.

Por supuesto que este fichaje revolucionó la ciudad de Londres, ya que no solo llegaba uno de los mejores delanteros del momento, sino que Lukaku declaró en varias ocasiones tener una conexión con la ciudad. Más allá de que su primera experiencia no fue muy buena porque era un eterno suplente de Didier Drogba, el belga tenía muchas esperanzas de tener revancha. Sin embargo, el delantero de 29 años no pudo adaptarse al esquema de Tuchel y su rendimiento quedó atado a las expectativas de una manera muy negativa.

Más allá de todos los problemas institucionales que tuvo el Chelsea a lo largo de la temporada por el cambio de propietario, lo concreto es que Romelu Lukaku dejó mucho que desear. En todo el curso, el delantero de 29 años jugó 44 partidos y apenas convirtió 15 goles; aunque lo más preocupante no es su promedio de gol. La verdadera problemática se encuentra en que es un hecho la complicada relación entre el futbolista y el entrenador debido a que no tienen una química que le aporte al equipo. Por lo tanto, el conjunto inglés tiene la intención de darle espacio a Lukaku.

¿Por qué el Inter solo pondría 10 millones por su fichaje?

Muchos equipos tienen la intención de contratar a Romelu Lukaku, porque más allá de su floja temporada sigue siendo parte de la élite de Europa. No obstante, el futbolista tiene el deseo de volver al Inter para encontrar su mejor versión y así llegar de la mejor forma posible al Mundial de Qatar que iniciará en noviembre. Claro está que el cuadro italiano no pretende de ninguna manera pagar una locura por un delantero que en realidad no necesita contando con Luataro Martínez, Joaquín Correa, Edin Dzeko y con la posibilidad de contratar a Paulo Dybala.

Por lo tanto, el Inter estaría cercano a cerrar una cesión por Romelu Lukaku, donde se encargaría de pagarle todo el sueldo y también agregarían un cargo de 10 millones de euros. Es cierto que el contrato del belga supera los 11 millones de euros anuales, pero sigue siendo una operación muy favorable para el Inter. Además, al Chelsea le serviría para liberar masa salarial y así tener más espacio para fichar de cara a cumplir con el Fair Play Financiero.

En esta situación, ambos conjuntos se verían ampliamente beneficiados. El Chelsea también está interesado en darle la oportunidad a Lukaku de volver a demostrar su mejor nivel, ya que en la Premier es muy difícil que lo pueda conseguir. Si bien también es verdad que en el Inter hay un entrenador diferente, la esencia del equipo italiano sigue intacta. Por lo tanto, el belga confía que en la Serie A podrá volver a obtener contundencia.