El Inter de Milán se encuentra en la posición más que compleja que le toca atravesar desde que se dio por comenzada la temporada. De esta forma, a la espera de lo que suceda con los partidos restantes del Milan de Ibrahimovic, el conjunto negro y azul dependerá de casi un milagro para coronarse como bicampeón de la Serie A de Italia a falta de tan solo 2 fechas para el final.

 

En este sentido, tras su heróico triunfo ante el Empoli como local por 4 a 2, el Inter logró sacarle 1 punto de ventaja a su máximo rival. Sin embargo, el mismo jugará esta tarde ante el Hellas Verona como visitante en un cruce que puede llegar a definir una de las competencias locales más importanes del fútbol europeo.

Agregado a esto, es también necesario mencionar que tanto al Inter como al Milan le restan partidos dentro de todo "accesibles" en la lucha por la Serie A. De esta forma, mientras que al Inter le restan los cruces ante Cagliari y Sampdoria, el Milan deberá jugarse el torneo frente a Atalanta y Sassusolo más el agregado del partido del día de la fecha ante el Verona.

Por otro lado, y en un dato que no es menor, el Inter estará jugando el próximo miercoles la final de la Copa de Italia ante la Juventus por lo que no dispondrá del mismo descanso que su clásico rival para la recta final de la competencia. Cabe recordar que ambos equipos de Milan se midieron en las semifinales y los de Martínez pasaron con un global de 3 a 0 que implicó 2 goles del argentino.

A su vez, el Inter disputó lo que fueron los octavos de final de la UEFA Champions League en una serie más que dura ante el finalista Liverpool, por lo que las exigencias y cantidades de partidos han sido en mayor número para los dirigidos por Inzaghi. Sin embargo, esto no lo único que debe importarle al conjunto italiano a estas alturas.

En este contexto, y siguiendo la política de la temporada anterior, el Inter podría desprenderse nada menos de Lautaro Martínez y Bastoni en el próximo mercado de pases. Siendo esto un caso similar a lo que pasó con Lukaku y Hakimi a mediados del 2021, el club italiano estaría buscando reducir la carga salarial según informa " Corriere dello Sport" y los 2 talentosos jugadores serían los apuntados.

Conforme a esto, el club de la Serie A pretende generar 60 millones de euros de superávit a la vez que reducirían en un 10% o 15% el montante salarial y tanto el argentino como el italiano habrían sido declarado transferibles de cara a la próxima ventana de transferencias en Europa. De momento, resta esperar.