Los últimos 3 años de la Juventus han sido realmente desastrosos, ni la llegada de Cristiano Ronaldo pudo levantar una serie de malas decisiones. Cuando Massimiliano Allegri dejó la institución en 2018, la dirigencia fue inmediatamente detrás de Maurizio Sarri, un entrenador que es muy reconocido en Italia pero que nunca ha salido campeón de la Serie A. Ese fue el primer error que cometió la Vecchia Signora y la razón por la cual se cortó la racha de 9 años seguidos ganando el Scudetto.

El segundo error que cometieron fue que, luego de despedir a Sarri por perder en octavos de final de la Champions contra el Olympique de Lyon, contrataron a un Andrea Pirlo que claramente no estaba a la altura de la institución. Y todo indica que la no renovación de Paulo Dybala podría ser otra mala decisión de la Juventus. Quedó demostrado en el partido de la Supercopa contra el Inter que el conjunto de Turín es bastante básico, no cuenta con una característica diferencial en comparación al resto de equipos. Sin embargo, el argentino ha dejado en evidencia, durante esta temporada, que puede ponerse el equipo al hombro y agregarle una cuota distintiva.

Si bien ni con Sarri, ni con Pirlo, el delantero argentino tuvo buenos rendimientos porque lo ponían a jugar por la banca izquierda, desde la vuelta de Allegri a la dirección técnica hubo un gran cambio. La sociedad entre Paulo Dybala y Álvaro Morata creció bastante gracias a que el español hace un gran trabajo para generar espacios en la defensa rival. Lo cierto es que el cordobés lleva 9 goles y 4 asistencias en lo que va de la temporada en un equipo que genera muy pocas ocasiones ofensivas.

El problema de su contrato

Desde octubre del 2021 que Paulo Dybala y la Juventus llegaron a un acuerdo para que se realice una renovación. El argentino finaliza su vínculo con la institución el 30 de junio, y a pesar de que desde el 1 de enero podría haber firmado con cualquier club, no lo hizo porque su intención es seguir en el norte de Italia.No obstante, según contó el periodista César Merlo, la Vecchia Signora habría cambiado las condiciones del contrato acordado, y por esa razón se terminó de dilatar la firma.

Lo que sucede es que la Juventus no cree que Dybala pueda seguir siendo su jugador franquicia debido a que sienten cierta irregularidad en su rendimiento y porque en los últimos meses ha tenido varias lesiones. Todo indicaría que la derrota en la Supercopa contra el Inter por 2 a 1 fue la gota que rebalsó el vaso y las conversaciones entre el club y el jugador habrían terminado. Lo que está más que claro es que la Vecchia Signora no va a encontrar en el mercado un futbolista con tanta jerarquía.

La posibilidad de llegar a otro club

Teniendo en cuenta que Dybala apenas tiene 28 años, tiene la posibilidad de llegar a cualquier equipo que aspire a ganar todas las competencias. Si bien los conjuntos de la Premier League son lo que siempre tienen más poderío económico para fichar jugadores, el Barcelona se ha interesado por él en varias ocasiones y aparece como una gran opción. Por supuesto que a partir de ahora la lista de equipos interesados va a empezar a crecer, cualquier destino es una posibilidad.