La Juventus no comenzó la temporada de la mejor manera ya que Cristiano Ronaldo oficializó su salida del club unas semanas antes de iniciar el campeonato. Por lo que todo el trabajo que había hecho Massimiliano Allegri durante el receso terminó quedando en la basura. Sin embargo, la vuelta del entrenador italiano a Turín generó que la Juventus vuelva a aparecer como un gran protagonista en todas las competencias. Si bien es cierto que con el portugués siempre fueron candidatos, la realidad marcaba que Andrea Pirlo no tenía mucha imaginación a la hora de armar los esquemas para los partidos.

Por lo tanto, Allegri le devolvió a la Vecchia Signora esa confianza de candidato, aunque la plantilla con la que cuenta no es particularmente buena. Uno de los jugadores más criticados del equipo es Álvaro Morata, ya que en 24 partidos disputados durante esta temporada, solamente marcó 7 goles. No obstante, el entrenador lo valora mucho debido a que el español es fundamental para generar espacios en la defensa rival, que luego aprovecha Paulo Dybala. Una fórmula parecida a la que Allegri utilizó en 2015 con Carlos Tévez.

De todas formas, el delantero español se encuentra cedido en la Juventus y su préstamo termina en junio de este año. Y a pesar de que existe una opción de compra de 50 millones de euros, el club italiano ya le informó al Atlético Madrid que no van a hacer uso de ella debido a que aspiran a una gran incorporación en ese puesto. Obviamente que el nombre de Erling Haaland siempre está presente, pero el gran apuntado sería Dusan Vlahovic, quien es el goleador de la Serie A representando la camiseta de la Fiorentina.

El interés del Barcelona

Ante la gran negativa de Edinson Cavani, el Blaugrana comenzó a ver distintas posibilidades y el nombre de Álvaro Morata cayó como anillo al dedo. Esto se debe a que no sería una operación donde se demandaría tanto dinero, ya que ni el Atlético ni la Juventus quieren hacerse cargo de su pase, por lo que una negociación resultaría más que factible. Sin embargo, aunque muchos medios confirmaban que el delantero iba a llegar en este mercado, la Vecchia Signora decidió que el español finalice la temporada en Italia por 2 grandes razones.

Sin recambio para ese puesto

Un gran problema que tiene la Juventus es que no tiene un suplente natural de Morata, el único que está funcionando como su recambio es Moise Kean, quien no se siente cómo para nada jugando como única referencia en el ataque. Por lo tanto, al menos que llegue inmediatamente un delantero, va a ser complicado que lo dejen ir por un tema de composición de plantilla. En las últimas semanas se había rumoreado que podría existir un trueque que involucre a Memphis Depay, pero la Juventus no está interesado en un futbolista que no aportó ni un gol, ni una asistencia en toda la fase de grupos de la Champions League con el Barcelona.

Las declaraciones de Allegri

Hace algunos días el entrenador del club se expresó de manera contundente en base al tema de Morata: "No se va, es un futbolista de rendimiento. Su problema es que le ponen etiquetas equivocadas, pero es muy importante. Hablé con él y le dije que no se mueve de aquí. Discurso cerrado". De todas formas, en el Barcelona no bajan los brazos debido a que la necesidad de un delantero de esas características es muy necesario para el esquema de Xavi Hernández, y todo indica que Álvaro Morata sería la última opción que tiene el Blaugrana para incorporar en esa posición durante este mercado de pases.