Después de varios meses en los que Paul Pogba no tuvo mucho lugar en el Manchester United debido a que no tenía intenciones de renovar su contrato, terminó de quedar en libertad de acción. Y a pesar de que los rumores sobre distintos equipos que querían ficharlo fueron muchos, el mediocampista francés siempre tuvo en claro que su plan era volver a la Juventus. Y así fue como el futbolista de 29 años volvió a la Serie A después de varios años para reencontrarse con su nivel.

Sin dudas que uno de los más entusiasmados por este fichaje fue Massimiliano Allegri, ya que el entrenador pretendía darle un lugar de absoluto privilegio al francés. Lo que sucede es que el italiano quiere jugar con un esquema diferente en esta temporada (un 4-3-3), por lo que necesita tener dentro de la plantilla mediocampistas de jerarquía. Si bien es cierto que Pogba perdió su condición de estrella después de no ser tenido en cuenta en el United, había mucha confianza en que podía recuperar su enorme nivel.

Sin embargo, sobre el cierre de la pretemporada, se confirmó que Paul Pogba tenía una severa lesión en los meniscos de su rodilla derecha, lo que retrasaría su participación con la Juventus. La realidad es que se desconoce el momento en donde el futbolista se produjo la lesión, ya que recién mostró signos de dolor después de un entrenamiento. Y a pesar de que en un principio no parecía grave, los estudios terminaron reflejando una situación completamente diferente.

¿Por qué no pasará por el quirófano?

La realidad es que el panorama no era demasiado bueno porque los médicos habían recomendado que Pogba se sometiera a una operación para poder sanar completamente la rodilla. No obstante, esto provocaría que el futbolista se perdiera todo lo que queda del 2022; algo que es inaceptable considerando que se encuentra el Mundial de Qatar a la vuelta de la esquina. Entonces, el cuerpo médico le dio otras opciones al jugador, donde los tiempos de recuperación son más cortos (entre 40 y 60 días), pero el riesgo de caer nuevamente en una lesión son mayores.

De todas formas, hay un antecedente bastante reciente que le permiten soñar a Paul Pogba con poder recuperarse en apenas 2 meses. El caso más reciente es el de Ansu Fati, quien había sufrido un desgarro en los meniscos de una de sus rodillas durante el inicio del 2022 y sufrió por el mismo proceso que el jugador francés. Si bien le recomendaron al futbolistas del Barcelona operarse para tener una mejor recuperación, tomó la decisión de tener una sanación mucho más natural para perderse menos meses de entrenamiento.

Actualmente, después de atravesar por ese proceso, Ansu Fati se encuentra en óptimas condiciones físicas y una de las cosas que se destacan es que no perdió demasiado tiempo quedándose en cama. Entonces, Paul Pogba habría tomado la determinación de seguir ese mismo camino para no descartar su actividad en lo que queda del 2022. Es cierto que se perderá el inicio de la temporada, algo bastante importante; pero la realidad es que su objetivo se encuentra a final de año, cuando comience el Mundial de Qatar para Francia.