La vuelta de Massimiliano Allegri a la Juventus reavivó un espíritu de competencia que parecía perdido con la salida de Cristiano Ronaldo. Los últimos entrenadores de la Vecchia Signora no pudieron soportar la exigencia que demanda uno de los equipos más importantes del mundo. Si bien Murizio Sarri salió campeón de la Serie A, quedó eliminado en los octavos de la Champions League contra el Olympique de Lyon, y el proceso de Andrea Pirlo fue totalmente olvidable.

Allegri es un entrenador que entiende a la perfección cómo gestionar todo el mundo Juventus. En 2015 llevó al conjunto italiano a la final de la Champions creando una sociedad increíble entre Álvaro Morata y Carlos Tévez. Después de 6 años de aquella temporada, el entrenador está buscando generar el mismo efecto que consiguió con Tévez, pero con Paulo Dybala.

En las últimas temporadas, el argentino no venía mostrando un buen nivel individual y mucho tenía que ver con la posición en la que era ubicado. Tanto con Sarri como con Pirlo, Dybala jugó mucho recostado por la izquierda debido a que las presencias de Gonzalo Higuaín y de Cristiano Ronaldo, obligaban a los entrenadores a posicionarlo por la banda para aportar defensivamente y porque no había espacio para que, entrel os delanteros y los mediocampistas, Dybala funcione como conector.

La gran temporada de Dybala

Lo primero que hizo Allegri en su vuelta al banco del conjunto de Turín fue poner a Dybala detrás de Morata. De esta manera, el español juega de espalda constantemente para que el argentino siempre se encuentre perfilado de cara al arco y pueda ser peligroso desde ese lugar. Además, con Federico Chiesa y con Weston McKennie generó una sociedad muy buena y con ellos no es necesario que Dybala baje hasta la mitad de la cancha para recibir la pelota, sino que siempre le llega el balón cuando está en el campo del rival.

En la actual temporada y con esa disposición táctica, Dybala lleva 6 goles y 4 asistencias en 11 partidos. Al mismo tiempo, superó a Michel Platini en la lista de los máximos goleadores en la historia de la Juventus llegando a la cifra de 106 tantos. Solo le faltan otros 10 goles para superar a Roberto Baggio y entrar en el top 10 de este particular listado y existen muchas probabilidades de que esta temporada lo pueda lograr.

Por todo ese contexto, la Juventus decidió renovarle el contrato por 5 temporadas y con un salario anual que alcanza los 10 millones de euros con las bonificaciones incluidas. Está claro que Dybala a sus 28 años es uno de los jugadores más representativos del plantel de la Vecchia Signora. Asimismo, el delantero volvió a ser titular con la Selección Argentina en la última doble fecha de Eliminatorias, por lo que sí mantiene el nivel que está demostrando los últimos meses, tiene muchas posibilidades de quedar en la lista final de Lionel Scaloni para el Mundial de Qatar 2022.