A los 34 años, Lionel Messi es sinónimo de fútbol. La Pulga ya está consagrado como uno de los mejores jugadores de la historia por sus actuaciones en Barcelona, en dónde terminó convitiéndose en el máximo ídolo, y en la Selección Argentina, siguiendo los pasos de Diego Maradona.

Hijo de Celia María Cuccittini y Jorge Messi, el mundo entero conoce al rosarino que nació un 24 de junio, el mísmo día que figuras compatriotas como Juan Román Riquelme, Juan Manuel Fangio y Ernesto Sábato. Y es sabido que Pablo Aimar fue el ídolo de Leo durante su infancia. 

También es historia conocida que Barcelona firmó su primer contrato con Messi en el 2000 y que el principio de acuerdo se firmó en una servilleta de papel en un bar. El club catalán lo ayudó también a costear los tratamientos para superar una enfermedad que le provocaba un déficit en la hormona de crecimiento. Aquí están datos curiosos de la infancia de La Pulga que quizás no conocías. 

+ LAS 5 CURIOSIDADES DE LA INFANCIA DE LIONEL MESSI

5. No era un gran alumno en la primaria

Desde chiquito, Messi sabía que quería dedicarse al fútbol y es por eso que la escuela no le importaba. Eso lo provocó muchos dolores de cabeza a sus padres. Una celadora de su colegio, la primaria N° 66 General Las Heras, llegó a confesar en Infobae que le decía: "Nene, dejá de patear y ponete a estudiar que así no vas a llegar a ningún lado". 

4. Newell's no fue su único equipo en Argentina

Antes de destacarse en las divisiones inferiores de La Lepra, Messi había vestido otras dos camisetas. A los cuatro años formó parte del Club Abanderado Grandoli y luego disputó algunos partidos para Central Córdoba, antes de recalar en Newell's, en 1994. 

3. La comida favorita de Messi

Si bien la economía ahora le alcanza para comer cualquier plato en los restaurantes más reconocidos del mundo, La Pulga todavía recuerda un plato de su mamá, Celia María, como su favorito: las milanesas napolitanas con puré. 

2. Su abuela fue clave en su carrera

Celia, su abuela materna, falleció en 1998, pero Messi siempre la recuerda en cada festejo de gol señalando al cielo. Fue la que le insitió al entrenador de Grandoli que lo pusiera cuando faltaba uno. El DT intentó negarse excusándose en el tamaño de Leo en aquel momento. Su abuela fue un pilar en los inicios de su carrera y en la decisión de dedicarse al fútbol profesional. 

1. Se fracturó la muñeca entrenando 

En el año 2000, meses antes de su pase a Barcelona, Messi sufrió una fractura en su muñeca derecha entrenando para Newell's. En un ejercicio de definición con pierna inhábil, el delantero le erró a la pelota y al caer se provocó esa dolorosa lesión. 

 

¿Debe ser fácil ser Lionel Messi?

¿Debe ser fácil ser Lionel Messi?

Si
No

YA VOTARON 54 PERSONAS