En agosto de 2020, en pleno culebrón en torno a la continuidad de Lionel Messi, Barcelona tomó la decisión de contratar a Ronald Koeman como director técnico. En aquel entonces se generó una gran expectativa por la llegada del entrenador nacido en los Países Bajos, alguien que conocía muy bien el club después de su etapa como futbolista.

Sin embargo, lo cierto es que la estadía de Koeman en Barcelona no tuvo el éxito que se imaginaba. Los catalanes fracasaron en prácticamente todas las competiciones que disputaron, imponiéndose solamente en la Copa del Rey. Para colmo de males, la temporada no pudo empezar peor para la escuadra que ahora tiene a Joan Laporta como presidente.

El domingo pasado, Barcelona no hizo pie en el Camp Nou y perdió por 2-1 en el gran clásico de España frente a Real Madrid. Los catalanes no jugaron mal pero no tuvieron peso en las áreas y sufrieron contra los de Carlo Ancelotti. Además, este miércoles, el blaugrana visitó a Rayo Vallecano y cayó por la mínima diferencia, profundizando su crisis.

Como consecuencia de este resultado adverso, el cual lo dejó extremadamente lejos de la parte alta de la tabla de posiciones de la máxima categoría del fútbol español, Barcelona tomó una determinación contundente sobre Koeman. Tal como se venía barajando, los catalanes decidieron despedir al estratega con efecto inmediato.

 

¿Cuánto deberá pagarle Barcelona a Koeman?

Las cosas no le salieron a Koeman en Barcelona. (Foto: Getty)

Debido a este despido, Barcelona tendrá que desembolsar una importante cantidad de dinero para resarcir a quien supo comandar también a Vitesse Arnhem, Ajax, Benfica, PSV Eindhoven, Valencia, AZ Alkmaar, Feyenoord Róterdam, Southampton, Everton y el seleccionado de los Países Bajos. Cifras que, sin lugar a dudas, le terminarán doliendo.

Según informan los principales medios de comunicación europeos, el popular equipo español tendrá que pagarle a Koeman nada más ni nada menos que 13 millones de euros por haberlo despedido. Algo realmente recurrente para Barcelona, que todavía no ha cancelado completamente la deuda que mantiene con Quique Setién, otro exentrenador.