El proyecto del PSG basado en contratar a grandes estrellas del fútbol para ser protagonistas de la Champions League comenzó en 2011 cuando Nasser Al-Khelaïfi se convirtió en el presidente de la institución. Sin embargo, todo empezó a tomar mucha más fuerza cuando Neymar tomó la decisión de dejar el Barcelona para poder comandar al conjunto parisino. Claro está que después llegaron otras estrellas como Kylian Mbappé, Marquinhos o Lionel Messi; pero todo tuvo un impulso astronómico con la llegada del brasileño.

Es curioso como casi 5 años después, el PSG no está tan seguro que Neymar sea la pieza que hace falta para impulsar al club hacia la cúspide de Europa. Es cierto, el brasileño siempre demostró tener una gran jerarquía con la pelota, el problema es que las lesiones y la irregularidad le impidieron seriamente comandar al equipo. Sacando su gran actuación durante la temporada 2019-2020 donde llegaron a la final de la Champions, después no hubo otra demostración de un enorme nivel durante un amplio periodo de tiempo. Por lo tanto, los rumores de una salida cada vez son más fuertes.

Su enorme contrato

Hace varios meses que el PSG tomó la decisión de renovarle el contrato a Neymar hasta 2025, pero una cláusula que se habría incluido le permitiría al futbolista extender su vínculo automáticamente hasta 2027. El problema de esta situación es que el brasileño recibe alrededor de 40 millones de euros por temporada, lo que significaría un gasto superior a los 200 millones de euros en este contrato. Entonces, es casi imposible que Neymar acepte llegar a un nuevo destino porque no hay club en el mundo que pueda equiparar semejantes cifras.

Más aún teniendo en cuenta el flojo nivel que mostró el sudamericano después de su lesión en el tobillo sobre el final del 2021. Lo cierto es que el PSG no está seguro de su continuidad, a pesar de que Neymar solamente tiene la mente puesta en brillar con la camiseta parisina. Por supuesto que la llegada del nuevo entrenador y la presencia de Luis Campos en la dirección deportiva podrían ayudar a que la situación se calme un poco; pero no parece que haya una solución a simple vista.

El interés de la Juventus

Al mismo tiempo que en Francia es muy cuestionado, en las últimas horas habría surgido una información de que Massimiliano Allegri pidió a Neymar para que se convierta en refuerzo de la Juventus. Al igual que sucedió con Cristiano Ronaldo en 2018, la Vecchia Signora pretende contratar a uno de los jugadores más reconocidos del mundo aportando mucho dinero. Considerando que en Italia abrieron un hueco salarial importante tras la salida de Paulo Dybala, podrían hacer un intento.

Lo concreto actualmente en el PSG es que no hay nada concreto. La llegada de Luis Campos a la dirección deportiva se realizó para que haya un orden dentro del club, pero todavía no ha tomado decisiones importantes. Si bien todo indica que Mauricio Pochettino dejará de ser el entrenador para el arribo de Christophe Galtier, todavía no hay nada oficializado. En la misma línea, el conjunto parisino apenas ha logrado cerrar un refuerzo, al protugués Vitinha. Por lo tanto, considerando que las ligas comienzan en agosto, da la sensación que el club va retrasado con los tiempos para actuar.