En el presente, Kylian Mbappé se encuentra en boca de todos. Inclusive es catalogado por muchos como el mejor jugador del globo terráqueo por estos tiempos. Con 23 años recién cumplidos, el destacado delantero francés de Paris Saint-Germain deslumbra partido tras partido y maravilla a todos y cada uno de los amantes del deporte más hermoso del planeta.

Sin ir más lejos, el pasado martes, el campeón del mundo con el seleccionado francés en Rusia 2018 fue absolutamente determinante para que el conjunto conducido estratégicamente por Mauricio Pochettino supere por 1-0 a Real Madrid en el marco del partido de ida de los octavos de final de la presente temporada de la UEFA Champions League.

Con dicho gol en tiempo de descuento, el artillero surgido de las divisiones menores de Mónaco hizo justicia en un encuentro en el que los suyos habían sido dominadores desde el primer minuto pero sin contar con efectividad en los últimos metros. Así amargó al Merengue, precisamente el equipo que tiene grandes chances de llevárselo para la próxima temporada.

Es que Mbappé, que acumula 154 anotaciones y 79 asistencias en 203 partidos oficiales con PSG, finaliza su actual contrato el próximo 30 de junio y no hay grandes perspectivas de renovación. Pero, pese a este presente de ensueño y a su extrema popularidad, muchos no conocen grandes detalles relacionados con la infancia del delantero.

 

Los cuatro datos que no conocías de la infancia de Mbappé

 

El origen de sus padres

Mbappé con su padre Wilfried.

Si bien Mbappé nació en territorio francés, lo cierto es que ninguno de sus padres tienen sus raíces en dicho país europeo. Por un lado, Wilfried Mbappé, su padre, de origen camerunés, quien es exjugador y actual entrenador. Por el otro, Fayza Lamari, su madre, de origen argelino, quien ha sabido desempeñarse como jugadora de balonmano.

 

Barrio duro

Bondy, el barrio de Mbappé.

La actual estrella francesa de Paris Saint-Germain creció en el barrio de Bondy, situado en la región de Isla de Francia, departamento de Sena-San Denis, en el distrito de Bobigny. Se trata de una zona postergada, caracterizada por la violencia y los disturbios. Incluso, en el año 2005, cuando Mbappé era un niño, hubo un motín donde se quemaron viviendas y vehículos.

 

La educación

La habitación de un pequeño Mbappé.

Pese a ester completamente enfocado en el fútbol, Mbappé asistió a la escuela de música del Conservatorio entre los 6 y los 11 años. Allí aprendió a leer música y a tocar la flauta. Posteriormente, y, más allá de la educación tradicional, el delantero decidió aprender el idioma español cuando ya se destacaba como jugador de Mónaco.

 

Infancia diferente

Mbappé junto al mítico Henry.

En vez de priorizar las fiestas de cumpleaños o las actividades típicas de un niño, los padres de Mbappé tomaron la decisión de darle un rumbo definido al pequeño: el fútbol. Así es como ocuparon el tiempo libre intentando conocer a las grandes figuras del deporte más hermoso de todos. Algunos de los primeros fueron Thierry Henry y Zinedine Zidane.