El Barcelona y el Chelsea están en momentos muy particulares porque ninguno de los dos dieron el rendimiento que esperaban durante la temporada y pretenden reforzarse fuerte para el siguiente curso. Mientras que la situación del conjunto londinense es complicada porque el cambio de propietario podría cambiar cómo funciona el club, el equipo español tiene problemas económicos que le impiden salir con soltura al mercado de pases. Es debido a estas situaciones particulares que los dos están buscando un bien común.

Porque al mismo tiempo que necesitan reforzar su plantilla, hay jugadores que desean cambiar de aire. Jorginho y Frenkie de Jong son de los mejores mediocampistas del mundo, han demostrado en incontables ocasiones sus cualidades futbolísticas; pero ante la poca participación que tienen en el primer equipo, están deseando cambiar de aire. De igual manera, el intercambio entre el Chelsea y el Barcelona tiene que ver con la zona defensiva.

¿Cuál es el intercambio que planean ambos equipos?

El Barcelona hace varios meses que está trabajando en el fichaje de César Azpilicueta, quien tiene contrato con el Chelsea hasta el 2023 debido a que el club le extendió el vínculo unilateralmente. Además, en las últimas semanas comenzó a crecer el rumor de que Marcos Alonso también deseaba volver a su país natal ya que no veía un futuro prometedor en Londres. Entonces, ante estas dos situaciones, el club Culé comenzó a gestionar la salida de ambos defensores de Inglaterra, ya que Xavi Hernández necesita reforzar tanto el lateral derecho como el izquierdo.

Al mismo tiempo, Thomas Tuchel le pidió expresamente a la comisión de fútbol que hiciera un intento por Sergiño Dest, quien encajaría perfectamente con su idea futbolística. El estadounidense llegó al Barcelona de la mano de Ronald Koeman, pero por no haber mostrado grandes rendimientos terminó siendo relegado de la plantilla. Si bien ha sumado una buena cantidad de minutos, eso terminó sucediendo por las distintas bajas que tuvo Xavi durante toda la temporada.

Entonces, la idea tanto del Chelsea como del Barcelona es realizar una especie de 2x1 con estos apellidos. Teniendo en cuenta que el Barcelona no desea contar con los servicios de Dest, y que tarde o temprano el conjunto de Tuchel perdería a Alonso y a Azpilicueta, terminaría siendo un negocio positivo para los dos equipos. Por supuesto, la operación sigue siendo complicada porque los clubes tendrán que negociar individualmente los contratos de los futbolistas, por lo que allí podría encontrarse una traba importante.

Lo concreto es que la intención de las instituciones es renovar sus plantillas para ser protagonistas de los respectivos torneos que deban enfrentar la siguiente temporada. Porque la verdad es que el Barcelona quedó muy lejos del Real Madrid en La Liga, y el Chelsea terminó quedándose en la pelea por la Premier League frente al Manchester City y el Liverpool.