La NBA es una de las mejores ligas deportivas del mundo por la cantidad de condimentos que tiene: las superestrellas, las franquicias competitivas, los estadios, el formato. Sin embargo, una cuestión que ha marcado la diferencia entre la NBA y cualquier otra liga del mundo son las constantes rivalidades que se generaron a lo largo de la historia. En los 80 comenzó la histórica rivalidad entre Magic Johnson y Larry Bird; en los 90 se trasladó a Michael Jordan y los Detroit Pistons; y al inicio del siglo Los Ángeles Lakers y los Boston Celtics volvieron a dar un show espectacular.

Pero la mayor rivalidad que se dio en la última década ha sido la de Stephen Curry y la de LeBron James, el basquetbolista que más triples convirtió en la historia de la liga contra el basquetbolistas que más puntos convirtió en la historia de la liga. Sin dudas la presencia de los dos siempre fue importante a la hora de la entrega de premios, pero su rivalidad comenzó a crecer cuando creció la dinastía de Golden State Warriors y con la vuelta de LeBron a los Cleveland Cavaliers.

Luego de su paso por Miami Heat, LeBron James tomó la decisión de volver a la franquicia que lo drafteó para cumplir su promesa: conseguir un anillo. No obstante, los Cavaliers perdieron 3 finales de NBA frente a los Warriors de Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Kevin Durant. Por supuesto, LeBron tuvo su momento de brillo cuando logró ganar el campeonato en 2016 revirtiendo una serie que se encontraba 3 a 1. Por lo que esta se trata de una de las mayores y más emocionantes rivalidades en la historia de la liga.

¿Cuántos anillos separan a Curry de LeBron?

Lo concreto en la actualidad es que después de varios años de sequía, la vuelta de Klay Thompson le dio un impulso anímico muy importante a los Warriors. Por lo tanto, sumado a un Stephen Curry arrasador, lograron llegar a las finales de la NBA eliminando a Denver Nuggets, Memphis Grizzlies y Dallas Mavericks. Si bien la serie final no está para nada decidida, Golden State tiene la oportunidad de sentenciar el 4 a 2 en el TD Garden frente a Boston Celtics.

En esta caso, Curry tiene la oportunidad de alcanzar a LeBron James en cuanto a anillos. Mientras que el jugador de los Lakers ganó su cuarto campeonato en el 2020, el base de los Warrios solamente cuenta con tres; aunque tiene una seria posibilidad de ganar uno nuevo en el TD Garden. Claramente esta se trata de una rivalidad y una consistencia tremenda porque a lo largo de 11 temporadas, si se concreta la victoria de los Warriors, ambos cosecharon casi una década de campeonatos.

Por supuesto, todo se decidirá en el encuentro de esta noche contra Boston Celtics, quien nunca perdió 3 juegos de finales consecutivos. Al mismo tiempo, el TD Garden es uno de los courts con más peso en la liga, ya que fue casa de innumerables noches mágicas. Aunque poco importará si Stephen Curry saca a relucir su condición de superestrella, algo que necesitará obligatoriamente Golden State.