Florentino Pérez tenía la intención de volver a crear un super equipo para la siguiente temporada independientemente de cuál sea el resultado de la final de la Champions League que se disputará el sábado 28 de mayo. Lo que sucede es que es una incógnita cuánto tiempo más ocupará el puesto de Presidente de la institución, ya que su mandato finaliza en 2025. Por lo tanto, el directivo quería realizar grandes fichajes en este mercado de pases para consolidar al Real Madrid como el club más poderoso del mundo.

Sin embargo, la primera piedra en el zapato fue la decisión de Erling Haaland de llegar al Manchester City para la siguiente temporada. Y aunque fue una decepción bastante grande, en España no hubo tanto drama porque el objetivo principal siempre fue el fichaje de Kylian Mabppé. Prácticamente desde la primera temporada del francés en el PSG que el conjunto merengue ha tratado de contratar al delantero, pero evidentemente nunca tuvieron éxito. Si bien en los últimos meses parecía que finalmente se iba a dar el ansiado fichaje, la realidad es que el Real Madrid se encontró con un muro enorme.

A pesar de que todo indicaba a que Mbappé iba a llegar al Real Madrid porque a partir del 30 de junio iba a quedar en libertad de acción, el futbolista tomó la decisión de extender su vínculo en el PSG. Más allá de que hay múltiples razones para justificar la decisión del delantero, la principal se basa en que desea llegar de la mejor manera al Mundial de Qatar. Por lo tanto, lo mejor para él y para la selección de Francia era que se mantenga en la Ligue 1. Además, en los últimos meses comenzó a crecer su sociedad con Neymar y Lionel Messi, por lo que espera ser protagonista de la siguiente Champions League.

¿Quién es el nuevo objetivo del Real Madrid?

Por supuesto, actualmente la decepción en el Real Madrid es total porque esperaban mucho la llegada de Kylian Mbappé, quien ya ha demostrado tener una gran química con Karim Benzema en la selección. De todas formas, está claro que la institución no se quedará con esta mala noticia y que tratarán de hacer el mejor mercado de pases posible. A pesar de que no lograron cerrar 2 de las grandes estrellas del fútbol mundial, ya tienen en carpeta otro futbolista fantástico.

El nuevo objetivo prioritario del Real Madrid será Aurélien Tchouaméni, mediocampista del Mónaco. El francés de 22 años ha sido uno de los mejores jugadores de la Ligue 1 y a una muy corta edad se ha ganado un lugar dentro de la selección de Didier Deschamps. Si bien el cuadro español estaba dudando en ficharlo porque su transferencia costaría alrededor de 70 millones de euros, ante la negativa de Mbappé se convirtió en una prioridad.

Además de ser un futbolista que maneja muy bien la pelota, también es muy inteligente a la hora de recuperarla. Por lo tanto, la intención con su fichaje es que sea un reemplazante directo de Carlos Henrique Casemiro, ya que ni Eduardo Camavinga ni Federico Valverde cuentan con sus características defensivas. Claro está que no resultaría un refuerzo que se asemeje a la figura de Mbappé, pero no hay dudas que es uno de los jóvenes más prometedores de la actualidad.