El PSG tendrá una última oportunidad en la siguiente temporada de ir tras la Champions League con el codicioso tridente formado por Neymar, Lionel Messi y Kylian Mbappé. Obviamente esto es así porque el argentino finaliza su contrato en junio del 2023. Si bien la renovación del delantero francés hasta 2025 generó una esperanza mucho mayor dentro del club, todas las partes tienen en claro que el siguiente curso será un antes y un después. Más considerando el esfuerzo que se está realizando en este mercado de pases.

A diferencia de otros momentos, a partir de ahora el foco estará puesto exclusivamente en Mbappé, quien ya se convirtió en la estrella del equipo. Claro está que a Messi y a Neymar le exigirán por la clase de jugadores que son, pero ahora es Kylian quien deberá liderar al equipo. No solo se convirtió en el futbolista mejor pago del mundo, sino que debe mantener el enorme nivel que demostró durante la anterior temporada. Sin embargo, la expectativa es algo que le podría jugar muy en contra.

Con el Mundial de Qatar a la vuelta de la esquina, la mayoría de las estrellas del fútbol mundial tienen en mente llegar de la mejor manera a la competencia internacional y no tienen tan en mente lo que suceda con los clubes.  Justamente, uno de los problemas que tiene el PSG es que en la Ligue 1 tiene la posibilidad de relajarse, ya que tiene una jerarquía muy superior al resto del equipo. Y la Champions League no tendrá partidos decisivos hasta 2023, por lo que habrá una fina cornisa entre cuidar al máximo los aspectos físicos y dar el mejor rendimiento posible.

Los 2 objetivos de Kylian Mbappé

De todas formas, Mbappé tiene en claro que quiere ser el mejor jugador jugador del mundo, pero para eso necesitará ganar una Champions League. Es por eso que en una entrevista con BFMTV, el francés expresó: "¿Ganar la Champions League y ser el máximo goleador histórico del PSG? Hay más que esos objetivos, pero sí, forman parte de mis objetivos. Por supuesto que la Champions League es un objetivo. Es un objetivo claro, fijado y anunciado".

Además, Kylian agregó: "No hay necesidad de enumerar más adjetivos para describir la Champions. La queremos. Ahora, sabemos que tenemos un camino y eso forma parte de tener unanimidad en el plano nacional". Lo cierto es que a pesar de que todavía no se confirmó quién será el entrenador para la siguiente temporada, los futbolistas tienen en claro la presión que tendrán por conseguir el mayor objetivo.

No obstante, al mismo tiempo que el Liverpool gastó 100 millones de euros en Darwin Núñez, y que el Manchester City gastó 75 millones en Erling Haaland; sorprendentemente el PSG no realizó ninguna operación de este calibre. Por lo tanto, estos equipos protagonistas están mejorando considerablemente en la búsqueda del mismo objetivo, la Champions League. Actualmente la competencia se encuentra muy ajustada, pero Mbappé tiene la posibilidad de marcar la diferencia.